Libertinaje

Libertinaje: 1. m. Actitud irrespetuosa de la ley, la ética o la moral de quien abusa de su propia libertad con menoscabo de la de los demás: la libertad en ocasiones se transforma en libertinaje. 2.Desenfreno en el modo de obrar o de hablar.

martes, octubre 23, 2007

ÉRASE UNA VEZ LA VIDA


Primera prueba de madurez
Superbad
es un amargo canto a la amistad en forma de comedia desmadrada. Superbad es una peli sobre amigos que pronto dejarán de serlo a pesar del cariño que sienten entre ellos. Superbad es una peli superbonita disfrazada de peli supergamberra. Lo bueno que tiene es que también es, como decía el gran Emperador, Superbuena.
Tres actores tan carismáticos y entrañables que es difícil quedarse con uno, buenas intenciones y quizás lo más flojo de todo, la habitual desgana en la composición y la ausencia de momentos brillantemente filmados. Pero eso es marca de la casa y la clave, al igual que en Virgen a los 40 o en Knocked up está en el guión.
Dicen los propios guionistas que la peli se gestó en la misma época que viven los protagonistas del film, quizás por eso hay bastante honestidad en la peli y no tenemos chicas desnudas retozando por las camas: aquí nadie se come un colín.
De manera equivocada pero inevitable se la compara con American Pie, que tenía de honesto y de sincero lo que tenía Rollerball 2002 de John McTiernan.
Superbad “va” de unos chavales que tienen que conseguir bebida para una de las fiestas de “fin de cole” y de lo difícil que es lograr en ese país según que cosas.
Esa simple anécdota sirve para que los tres chicos (Cera será el gran dominador del futuro junto a Shia, Hill es carne de comedia gruesa y Mintz-Plasse no te digo nada…) descubran que quizás no es eso lo que realmente quieren sobre la marcha a pesar de ir irremediablemente en una nueva dirección.
Seth Rogen es uno de los guionistas de la peli, el poli con bigote, el prota de Knocked up y la gran revelación de Virgen a los 40. Todas estas pelis han recaudado más de 100 millones de dólares y demuestra que a veces el gran público no es tonto.
Lástima de doblaje castellano: cutre, pseudoamateur y ultraridículo.
Un peliculón que será aún más grande cuando entienda lo que dicen los protagonistas. Un 9


Segunda prueba de madurez
Imaginemos a los chicos de Superbad unos años después. Cada uno ha seguido su camino y más o menos sobreviven como pueden, aunque sea a base de indemnizaciones.
Tras superar (ya digo, más o menos) las dificultades de la vida adulta e intentar sentirse orgulloso por algo que no sea fumar con los colegas y ver desnudos en películas para compilarlos en una web condenada al fracaso, mira tú por donde, todavía se puede escalar un poquito más en esto de “hacerse mayor, ser respetado y enorgullecerse de la familia”
Yo es que pienso, todavía, como los protas del film al principio (que coño, todavía pienso como los de Superbad) y por eso me parece casi conmovedor el enfoque que Apatow le da a su nueva peli, en la que un fumeta se convierte en el gran error de un mujerón con las cosas claras en la vida y quizás, en lo mejor que le ha podido pasar a alguien con todo tan claro.
El resto de metraje (tan excesivamente largo como entrañable) es la oportunidad que ella le brinda a él y, que coño, viceversa.
Plagada de secundarios espectaculares (a pesar de que Paul Ruud hace tiempo que es una realidad) tiene todo lo que viene siendo habitual en la nueva comedia USA con tres gags de lo mejor del año, deliciosa banda sonora y al igual que en “su primera parte” (y me refiero a Superbad), una honestidad que me río del doctor House.
Quizás lo más increíble sea que esa chica se líe con ese chico, pero si los astros están donde tienen que estar y se trata de una noche loca de celebraciones y uno abusa de su único paso de baile, que cojones, puede ocurrir.
Por eso es una peli y por eso es una comedia. Un 7

4 comentarios:

A las 9:49 p. m. , Anonymous Noel ha dicho...

Hm, es la primera vez que leo que "Knocked Up" puede ser interpretada como la continuación de "Superbad": tiene usted toda la razón del mundo.

 
A las 12:10 a. m. , Blogger Mycroft ha dicho...

Yo veo el hilo entre los dos, y no lo celebro: Para mi mas que la continuacion en el reverso, el negativo fotografico: No olvide que Superbad es un ritual de crecimiento en el que unos todavía inocentes chavales se abren al mundo y se despiden de su infancia, pero da una cierta esperanza.
Knocked Up nos muestra a alguien que decide renunciar y cambiar para ser como se suponde que debe ser y así poder encajar: Es la crónica de una rendición.
Paul Rudd magnífico.

 
A las 12:28 a. m. , Blogger Libertino ha dicho...

Efectivamente y no...
En las dos pelis renuncian a sus vidas porque ellos lo deciden así.
Si quisieran, no irían a esa facultad, ni compartirían piso, ni dejarían a sus colegas, que es, básicamente, lo que pasa en las dos pelis.
Y en las dos, sobre todo en Superbad con ese escalofriante plano final, tienen la culpa los mismos seres diabólicos: ELLAS*

*Con todo el respeto y el cariño hacia ELLAS, claro.
Sin ELLAS no podemos vivir, es así de duro:)

 
A las 1:56 a. m. , Blogger BUDOKAN ha dicho...

Muy interesante este planteo en el que relacionas estos dos films por suerte pude ver "Knock Up" y me ha gustado y ahora quisiera ver la descontrolada "Superband" para descubrir aquello que magníficamente expones. Saludos!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Kiko de España Colaborador de Muchocine.net